jueves, 25 de enero de 2018

El Titere en la psicomotricidad

En psicomotricidad es un factor de reeducación de los aspectos psicomotores de la personalidad, estimulando la organización tiempo-espacio, las coordinaciones perceptivo-motrices, la interiorización del esquema corporal, y la toma de valor de la socialización en el juego teatral.


Terapia con Titeres

El primer cuadro terapéutico en el que se utilizó el títere fue el del psicoanálisis infantil. Los títeres se utilizaron como método terapéutico por primera vez en Suiza, por la psicoanalista de este país, Madeleine Rambert, alrededor de 1930, para tratar neurosis infantiles.
Siguiendo las orientaciones de Anna Freud sobre el juego, y encontrándose con niños que tenían dificultades de habla, se le ocurrió la idea de utilizar “el juego de guiñoles”.
“El títere es un símbolo que volviendo al niño activo, nos permite tomar en vivo su lógica autística”. Madeleine Rambert.
La utilización psicoterapéutica del títere se localiza entre las dos guerras en EEUU y en Suiza. El titerero y psicólogo de origen alemán A.G. Woltman, colaboró con la psiquiatra americana Lauretta Bender en el hospital Bellevue de Nueva Yorkpara ayudar a niños que presentaban graves desórdenes de comportamiento y de personalidad. Publicó su experiencia en el año 1936, y sin duda fue el primer artículo sobre títeres terapéuticos.
En el año 1938, Madeleine Rambert también escribe un artículo en la “Revuefrançaise de psychanalyse” sobre su experiencia, a propósito de los juegos de guiñol. El artículo se llama “Una nueva técnica en psicoanálisis infantil: el juego de los guiñoles”. En el artículo nos dice:
“El Títere es un medio de transferencia precioso que facilita la expresión de los sentimientos inconscientes del niño. Es de alguna manera el cuerpo material en el que el niño proyecta su alma.”